Religious Technology Center Religious Technology Center
Religious Technology Center
Introducción
La religión de Scientology
El garante del futuro de Scientology
David Miscavige El Presidente de la Junta
Enviar un informe a RTC
Asuntos de interés para RTC
Contacto

Esto es lo que quiero decir: porque todo sobre lo que les he hablado, y los pasos agigantados que hemos dado en los últimos tres años –la rehabilitación de drogadictos, la educación, la moralidad, los derechos humanos y una fuerza global de voluntarios–; amigos míos, se están esparciendo como un reguero de pólvora. Y no sólo son parte de ese reguero de pólvora, ustedes son los que lo iniciaron todo.

Por eso es apropiado que ustedes, a su vez, reciban lo que engendraron, y es por eso que esta iglesia nueva, hecha posible por las donaciones de cada miembro de la Asociación Internacional de Scientologists de 156 países, será recordada para siempre por millones de personas como su forma de decir: “Gracias, Nueva York”.

Ya es hora de seguir adelante. Para los scientologists de Nueva York, aquí tienen un lugar donde pueden lograr su victoria personal sobre la mente reactiva y la libertad espiritual que trae. Y como oirán en los meses futuros, el edificio no sólo ha sido puesto para su progreso “aquí y ahora” sino para programas aún mayores que acelerarán drásticamente el hacer clear el planeta. Pero aún más que eso, esta iglesia representa el trabajo y la ayuda que todos debemos continuar dando para lograr la medida completa de nuestras metas. Porque aquí está la organización de la iglesia ideal, desde dónde llevar todos nuestros programas, toda nuestra tecnología, literalmente a todos lados.

Efectivamente, este es sólo el principio. Por eso digo que hoy es cuando el trabajo realmente comienza.

Este es más que un hogar para ustedes, los scientologists de Nueva York. Es también el hogar para una comunidad más amplia, donde se les da la bienvenida a los hombres y mujeres de buena voluntad y a los que les dedicamos nuestra ayuda; a cada uno. Y demostrando con la acción la convicción de nuestras creencias, el futuro no tiene límites.

Porque esta es Nueva York y ayudarla es ayudar al mundo.

Si el mal, el dolor, el desconcierto y la injusticia son hechos fundamentales de la existencia de hoy en día, demostremos todos nosotros con una convicción más fuerte que SE PUEDE HACER ALGO AL RESPECTO. Porque nosotros creemos en el hombre. Nosotros sabemos que hay esperanza. Y porque nosotros podemos ayudar, trabajando juntos, podremos hacer que las cosas cambien.

Muchas gracias.


Puedes ver toda la presentación audiovisual de este discurso en la Iglesia de Scientology más cercana.